dijous, 22 d’agost de 2013

La Tercera que viene (y 3)

La septuagésima novena edición de Tercera División está a punto de empezar. Veinte equipos, veinte ciudades pugnarán desde el próximo sábado -Ascó y Vilafranca romperán el hielo a las 18 horas en tierras de la Ribera de l'Ebre- por cumplir sus objetivos, que para unos pasa por el ascenso a Segunda B y para otros por la continuidad en categoría nacional. Será una lucha sin cuartel punteada por un calendario comprimido y sin descanso que se resume en 38 jornadas desovilladas en ocho meses y medio apretadísimos (del 24 de agosto al 11 de mayo). En la pole position de candidatos a disputar la promoción despuntan Europa, Cornellà, Santboià, Terrassa, Figueres y el reforzadísimo Ascó. En estas horas previas en que la ilusión y los nervios porque el espectáculo empiece nos demoramos en un somero análisis de los 20 equipos que inscribirán su nombre en la historia de la Tercera División 2013-2014. ¡La suerte está echada! Sant Feliu y el Santfeliuenc empiezan una aventura tremenda.

CE Europa y Montañesa CF, el fútbol desde la capital
El CE Europa lo tiene todo para que este sea su año. La experiencia acumulada en la promoción de la temporada pasada y una acertada política de renovaciones y fichajes: Charly Ruiz (AE Prat), Marc Esteban (Gramenet), Albert Alegre (Gavà) Javi Sánchez (Rubí) o Cristian del Moral (Santboia) hacen que Pedro Dólera maneje un equipo de garantías con dos jugadores de calidad por posición. Por tradición -fundado en 1907- y por afición, el Nou Sardenya será uno de los escenarios fuertes. Si la temporada pasada la Arandina eclipsó las opciones de ascenso esta temporada en la Vila de Gràcia todos piensan que la promoción será el camino que conduzca a Segunda B.
La Montañesa CF repite por cuarta vez consecutiva en Tercera con el recuerdo aún encarnado de la vibrante promoción de la temporada 2009-2010. Sin embargo el presente en Nou Barris se escribe con la palabra permanencia. Y ese será el gran objetivo de Manolo González en su segunda temporada en el banquillo gualdinegro. Se mantiene el bloque de jugadores con protagonismo la temporada pasada: Tato Burgada, Amantini, Rubén, Andrés Borges, Dani Sánchez o Sascha y se apuesta por incorporaciones que deben dar un gran resultado: Toni Pérez (Júpiter), Marc Pedrola y David Payán (Gramenet) o Martí Soler (Vic). La "bombonera" de Nou Barris y su popular Peña el Hueco serán el comodín para cumplir los objetivos.

Terrassa FC, UE Rubí y Cerdanyola FC, el terceto vallesano
El Terrassa FC de Miki Carrillo tiene obligaciones. Tras la discreta temporada anterior es imposible no redimirse y truncar por fin una línea en declive iniciada tras el descenso de Segunda A. Para tratar de estar entre los cuatro mejores los rojillos han apostado por una profunda renovación -tan sólo continúan seis jugadores- y por una colección de incorporaciones con experiencia sobrada en Tercera: Isaac Maldonado (Llagostera), Àlex Gallar (Rubí), Jaime Fuentes (AE Prat), Iván Álvarez (Europa), Pedro García (Santboià), Edile (Olot) o Sergi Pérez y David Romo (Júpiter). Un clásico que busca reverdecer viejos laureles y devolver la ilusión a una afición alicaída en un escenario de Primera.
La UE Rubí presentará un equipo radicalmente nuevo. Tan sólo tres jugadores han renovado -Kiki López, Roger y Raventós- y el resto son incorporaciones. Comandados por el segundo de Alberto Fernández en las dos últimas campañas, Martí Cifuentes, los rubinenses tratarán de ensamblar con éxito la ensalada de fichajes, algunos de grandísimo nivel: Ferran Vila (AE Prat), Gerard Zambudio (Olot), Segovia y Jonatan Collado (Santboià), Àlex Pla (Cornellà) o David Fontanils (Gramenet). Si Martí Cifuentes logra hacer de la amalgama un conjunto cohesionado, el Rubí puede ser uno de los sorprendentes animadores de la liga.
El Cerdanyola Vallès FC ha recibido el premio al trabajo bien hecho. En el año 2006 todos los clubs se unificaron en un proyecto común que ha cambiado la piel futbolística de la ciudad vallesana, acostumbrada a navegar en aguas secundarias. Buena gestión deportiva sumada a una buena gestión directiva. Toni Carrillo dirige un equipo que apuesta por el bloque triunfador de Primera Catalana: Coca, Ahufinger, Cuadras, Serrrano, Francis, Montilla, Turu, Hassen o José Antonio. Pocas novedades pero bien seleccionadas: Gerard Sanz (Gramenet), Jaume Mañosa (Europa), Velillas (Júpiter) o Quim Solano (Vilassar Mar).

UE Vilassar Mar y CD Masnou,dos de los habituales en el Maresme
A falta del histórico Mataró, Vilassar de Mar y Masnou son por tradición e historia los otros dos grandes de esta comarca costera del extremo oriental de Barcelona.
La UE Vilassar Mar buscará consolidarse en Tercera tras el ascenso de hace un par de temporadas. Apuesta por un entrenador joven, Toni Fuentes (1980), que ha arrastrado a siete jugadores de su anterior club, el Vilassar de Dalt, que militaba en el grupo I de Primera Catalana. Renovación profunda de un equipo que contará con dos referentes de altura: el delantero David Prats (ex Poli Ejido, Terrassa, Badalona, Sant Andreu) y el extremo Guillem Creus (AE Prat).
El CD Masnou inicia un nuevo ciclo con ascenso incluido y Miguel López en el banquillo. Tras el ascenso que llegó en los bises, los del Maresme renovaron a fondo su fondo de armario. Tan sólo cuatro futbolistas continúan del equipo ascensor: Jonatan Reina, Maxine, Éric Blasco y Bauli. El resto, incorporaciones que en su mayoría sobresalen por su juventud: Víctor Moya (Tecnofútbol), Pere Olivé (Cornellà/Montañesa), Miki Estrada (Santboià), Brian y Ismael (Vilafranca), Geri (Sants) o Gerard Enrich y Cristian (Granollers), Difícil papeleta para un técnico experimentado que trabajará para que el Masnou siga un año más en Tercera.

CF Pobla Mafumet, UE Rapitenca y FC Ascó, el terceto tarraconense
El CF Pobla Mafumet volverá a combinar su tendencia equilibrada por la formación de jugadores que den el salto al Nàstic de Tarragona o al fútbol profesional con su vocación competitiva que le valió jugar una promoción de ascenso hace dos campañas. A pesar de haber sufrido bajas notables como Cunill, Mozo, Víctor Oribe y Fran Carbia, el entrenador Iván Moreno volverá a tener un equipo con recorrido interesante. Continúan jóvenes veteranos como Aitor Casas, Marc Durán, Enric Vía, Bueno, Víctor Bertomeu o Abel Rita, y llegan jugadores poco conocidos en el fútbol catalán pero que tienen buena pinta: Alexander (Tenerife B), Kike Tortosa (Alcoyano), Joaquí, Juanito y Emaná (Xerez B) o Diakité (Comarca de Níjar).
La UE Rapitenca del sabio Antonio Teixidó  se presenta con su magnífico séptimo puesto bajo el brazo de la pasada temporada que no es poca cosa. A pesar de las limitaciones del presupuesto, los blanquiazules renuevan la columna vertebral del exitoso ejercicio anterior: Raúl Jiménez, Yélamos, David López, Munta, Cristian Bertomeu, Barru, Ferran, Luis Zambrano, Raül Teixidó o Javi Ramos entre otros. Fichajes, pocos, pero que garantizan un buen trabajo: Ike (Valls), Marc Vernet (Pobla Mafumet) o Mauri (La Cava). Buen fútbol, tenacidad y confianza para un equipo que en la Devesa es más que un equipo.
El FC Ascó ha sido uno de los protagonistas del verano con sus fichajes de relumbrón: Virgili (Nàstic), Sangrà, Edu Vives y Sergi Durán (Reus Deportiu) o Genís Soldevila (Olímpic Xàtiva) entre otros. Miguel Rubio tiene en su poder un conjunto que aspira a todo y que no debería conformarse con una permanencia tranquila. Además, firmaron su renovación jugadores clave en el ascenso: Chiné, Gerard Roca, Denis Coch, Édgar, Gabernet, Ermengol o Piju. No es de extrañar que por el Municipal de Ascó pasen muchas miradas.

El FC Ascó se ha reforzado a conciencia para ser uno de los candidatos a todo. Miguel Rubio manejará una plantilla trufada de futbolistas consagrados en Segunda B.
Fuente de la foto: www.fcasco.com

El CD Masnou se parecerá muy poco al equipo del ascenso